Con el propósito de aprender a elaborar y a conservar hortalizas en encurtidos y escabeche sin colorantes ni preservantes químicos, 16 microemprendedores de alimentos (15 mujeres y 1 joven) fueron capacitados por el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) a través del laboratorio de Tecnología de Alimentos.

Son microempresarios que, en la ciudad de Cojutepeque, departamento de Cuscatlán, realizan emprendimientos relacionados con alimentos, bebidas y agroindustrias, especialmente en lo relacionado con la gastronomía, proceso en el cual son acompañados por la Comisión Nacional de la Micro y pequeña empresa (CONAMYPE).

Las prácticas fueron dirigidas por la coordinadora del Laboratorio, Patricia de Esquivel, y la técnica Aurora Valle, quienes destacaron la importancia de las buenas prácticas de manufactura (BPM) que deben seguir en el proceso de elaboración y manipulación de alimentos, con el propósito de obtener productos que no dañen la salud del consumidor.

Las profesionales enfatizaron en la necesidad de preparar alimentos (escabeches y encurtidos) libres de cualquier aditivo químico como el benzoato de sodio; y la importancia del vinagre en el proceso de conservación de las hortalizas, como los encurtidos. El vinagre debe poseer una acidez óptima de 3.5 para evitar el crecimiento de los microorganismos que puedan afectar la salud del consumidor.

Rubidia del Carmen Hernández es una microemprendedora de Cojutepeque que se dedica a la preparación de alimentos, siendo uno de ellos los encurtidos, “yo vendo encurtido tanto en bolsa como en frascos; y esta capacitación me ha gustado, porque nos han dado buenos consejos para elaborar un encurtido en forma natural; ahora ya tenemos una nueva herramienta de trabajo, y el benzoato que utilizaba queda anulado a partir de hoy”, expresó.

El representante en políticas públicas de la CONAMIPE Cojutepeque, Joel Bolaños, que acompañó al grupo de microemprendedores, asegura que con estas capacitaciones están potenciando las capacidades del grupo y fortaleciendo sus habilidades, en este caso particular en el procesamiento de hortalizas en encurtido y escabeche.

“Como CONAMYPE, desde el año pasado estamos ejecutando un sistema nacional para el desarrollo para la micro y pequeña empresa y para emprendedores, y estamos trabajando en comités sectoriales productivos entre ellos alimentos, bebidas y agroindustria”, dijo Bolaños.

Agregó que este grupo ya tiene iniciativas económicas, que cuentan con 3 hasta 8 años de estar en ese proceso. De ahí el interés en acompañarlos y vincularlos con el CENTA para que potencien sus conocimientos en el tema de procesamiento y conservación de hortalizas en forma natural.

En lo relacionado con el procesamiento de hortalizas, el laboratorio de Tecnología de Alimentos se especializa en la elaboración de harinas de camote, yuca, malanga, plátano; tecnologías de conservación como deshidratados, encurtidos, salmueras; elaboración de salsas picantes, pastas de chile, condimentos en polvo, salsas criollas; y alimentos listos para consumir: papillas, purés, hojuelas, entre otros.

 

 

San Andrés, 14 de enero de 2019

Unidad de Comunicaciones.