La agencia del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA), en La Libertad, realizó una jornada demostrativa en el cantón Santa Lucía, del municipio de Chiltiupán, para la elaboración de repelente de insectos, más conocido como M5.

Los asistentes fueron 30 familias productoras rurales de subsistencia que se dedican al cultivo de hortalizas y granos básicos (maíz, frijol y maicillo), para quienes comprar un agroquímico resulta difícil, debido a sus condiciones económicas.

El extensionista del CENTA que brinda la asistencia técnica en este municipio, Álvaro Alas, dijo que esta demostración es la continuación de otras como la elaboración de caldo bordelés, sulfocalcio, microorganismos de montaña líquidos, que tienen como propósito “disminuir los costos de producción de granos básicos y hortalizas en el tratamiento de las plagas que son las que más abundan”.

Agregó que “en este sector tenemos más de 4 años de venir trabajando con estas alternativas productivas y estamos teniendo buenos resultados tanto en las producciones como en la reducción de costos de producción”.

La demostración tuvo como objetivo elaborar una cubetada (20 litros) del repelente natural M5. Para ello utilizaron insumos naturales disponibles en la localidad, tales como: 1 litro de licor artesanal (chaparro), 1 litro de vinagre natural, 1 litro de melaza, 1 litro de microorganismos de montaña líquidos, ½ libra de hojas de eucalipto, epacina y chichicaste; ajo, cebolla, chile picante (una libra por cada producto) y 1½ libra de jengibre; estos últimos ingredientes son finamente picados, machacados, licuados o molidos, y se mezclan con el agua y el resto de ingredientes líquidos y se tapa la cubeta.

📸👉🏻Galería de fotografías

Después de 15 días, el repelente M5 se cuela y está listo para ser utilizado o guardarlo en recipientes oscuros, no más de seis meses. Las dosis recomendadas son de 150 a 200 cc por bomba de 16 litros para hortalizas, maíz y frijol; y en frutales, de 300 a 500 cc por bomba. Como repelente se recomienda aplicarlo cada 4 o 5 días para ahuyentar las plagas.

El productor líder del grupo, Manuel Menjívar, afirma: “para mí es de suma importancia, porque nosotros como agricultores le estamos apostando en ayudarle al bolsillo con estos fertilizantes que estamos haciendo, con los cuales estamos reduciendo costos, y los rendimientos se están viendo”.

Añade que él tiene tres años que ya no compra foliares y eso se lo agradece “al CENTA que nos están asesorando en la parte agrícola, pues con este repelente fumigo plagas como el gusano cogollero, tortuguillas y mosca blanca”. Para él este producto es parecido a un agroquímico que cuesta 55 dólares el litro, comparado con los 0.60 dólares del M5, que además de barato no es tóxico, y que también es utilizado como fungicida, bactericida, acaricida y fertilizante foliar.

Estas capacitaciones a pequeños productores con la metodología de aprender-haciendo tienen como propósito mostrar y demostrar las ventajas del uso de las tecnologías agroecológicas amigables con el medio ambiente que les permiten producir más a menor costo.

 

 

Chiltiupán, La Libertad, 11 de junio de 2019

Unidad de Comunicaciones

Compartir en: