En el marco del Día Internacional de la Conservación del Suelo, celebrado cada 7 de julio, el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova”, en coordinación con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) El Salvador, Catholic Relief Services (CRS) y el Fondo de Inversión Ambiental de El Salvador (FIAES), organizó un conversatorio denominado: “El suelo: base de la seguridad alimentaria y el suministro de agua”.

El diálogo, desarrollado a través de un webinar, tuvo como objetivo principal hacer un análisis sobre el trabajo que se desarrolla en todo el territorio nacional para el cuido de este vital recurso y tratar de devolverle vitalidad a los suelos que han sido degradados debido al uso indiscriminado de agroquímicos durante décadas.

El Dr. José Emilio Suadi, Director Ejecutivo de CENTA, destacó que desde la institución se tiene una visión más propositiva de cara a cómo enfrentar la problemática, sobre todo porque a nivel nacional, CENTA es el punto focal de la Alianza Nacional por el Suelo (ANS), que está integrada con socios estratégicos de organismos internacionales como la FAO y CRS, organismos no gubernamentales, centros de estudios superiores e instituciones estatales que trabajan en la Gestión Sostenible del Suelo y la gobernanza de la tierra.

El Dr. Suadi destacó un logro relevante para el país, que consiste en la construcción de un mapa digital de suelos que está resumiendo las propiedades físicas y químicas de El Salvador, y que lleva un 47% de avance; y es gracias al invaluable apoyo de organismos internacionales “que nos permite desarrollar el instrumento con mayor precisión. KoLFACI nos ha ayudado para poder puntualizar resultados concretos que permita ayudar a la fertilización de los suelos”, detalló.

Edgar Mayen, especialista en suelos del CENTA y representante de la ANS, disertó sobre “La Situación Actual de los Suelos” y expresó la necesidad apremiante de continuar tomando acciones contundentes que reviertan el grave y alarmante daño que tiene este recurso. “El 59% del territorio nacional tiene algún tipo de grado de erosión, anualmente se erosionan 59 mil toneladas de suelo”, señaló.

Ante ese alarmante escenario y de no continuar tomando acciones serias podrían profundizarse las consecuencias de la degradación como la inseguridad alimentaria y nutricional, que haya un acelerado incremento del cambio climático, reducción de servicios ecosistémicos, que haya más migración y pobreza e inseguridad social.

Institucionalmente, entre las acciones puntuales que contribuyen a revertir el daño se encuentran acciones como el mejoramiento genético de cultivos, apuesta por tecnologías agroecológicas, reforestación, impulso de obras de conservación de suelos y cosecha de agua, entre otras.

En este contexto, los representantes de los organismos participantes del webinar, Diego Recalde de FAO; Holly Inurreta, de CRS; Jorge Oviedo, Director Ejecutivo de FIAES; y José Emilio Suadi, convergen en que hay que asumir el desafío como un reto de país, aunar esfuerzos con una visión interinstitucional con el propósito de ejecutar mecanismos para la gobernanza local y nacional, a fin de estimular un empoderamiento y seguimiento de las acciones a realizar en pro de los suelos.

 

Unidad de Comunicaciones, CENTA.

La Libertad, 7 de julio de 2020.

Compartir en: