Familias productoras del cantón el Morro, municipio de Comalapa, en Chalatenango, participaron en una gira de campo para observar dos parcelas de nuevas variedades de maíces en fase de validación, una de ellas con alta calidad proteica.

La Agencia del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) de Chalatenango, en coordinación con el Programa de Granos Básicos, realizaron una gira de campo para observar dos parcelas con nuevos maíces en fase de validación, donde participaron productores del municipio de Comalapa, Chalatenango.

Los nuevos materiales de maíz en evaluación son el HE-1, un maíz blanco tradicional  y el  HE-Zn, también blanco pero con un alto contenido de Zinc, convirtiéndose en un material, atractivo para las familias productoras  por la oportunidad de elevar su nutrición.

De acuerdo al Ing. Riquelmi Sigüenza, técnico del Programa de Granos Básicos, los productores participantes no solo observaron las características de los nuevos materiales, sino que también conocieron acerca de la importancia de consumir alimentos que aportan a la nutrición humana, como la nueva variedad en fase de validación que posee un alto contenido de Zinc.

📸👉🏻 Galería de fotografías

Afirmó que como una estrategia institucional y “como investigadores estamos buscando materiales que tengan arriba de 35 partes por millón de Zinc, que es parte de una iniciativa que apoya el proyecto de HarvestPlus Latinoamérica,  esperando mejorar la nutrición de las familias”. 

En esta etapa de la investigación, el agricultor siembra la semilla de la nueva tecnología, pero también siembra una parcela testigo con la semilla que normalmente usa, en esta ocasión es el H-59, para poder comparar y determinar si el nuevo material es mejor que el de costumbre.

Silverio Galdámez es el productor que sembró las parcelas demostrativas al grupo de familias que asistieron a la gira, quien explicó: “sembré H-59 que es la que sembramos siempre  para comparar con la nueva semilla que nos dio el Ingeniero,  veo que funciona porque la mazorca se ve de buen tamaño, la mata no ha crecido tanto y lo mejor que tiene uno de ellos  es que lleva vitaminas y eso aquí en el campo nos ayuda”.

La gira de campo es parte del proceso que se realiza previo a la liberación de un nuevo material o tecnología  agropecuaria; debe pasar por la crítica y aceptación de la población seleccionada en diferentes regiones del país.

Los productores asistentes, aparte de observar, tuvieron la oportunidad de degustar el maíz con alto contenido proteico a través de elote y atol, pudiendo saborearlos y diferenciarlos obteniendo mejores parámetros de aceptación.

 Importancia de los materiales con alto contenido de Zinc

El desarrollo de los cultivos con alto contenido proteico  se hace a través del  mejoramiento natural en campo, donde investigadores hacen cruces, evalúan con agricultores y entregan a los países cultivos específicos con combinaciones de nutrientes que mejoran el estado nutricional de las personas.

Una dieta deficiente en hierro y zinc afecta el desarrollo del ser humano, especialmente desde el embarazo y en la niñez, y tiene implicaciones muy graves durante el crecimiento (tallas pequeñas) además de su desarrollo cognitivo e intelectual

Desde CENTA, con el Apoyo de HarvestPlus LAC, se trabaja en la estrategia de desarrollar tecnologías de granos básicos que permitan eliminar el hambre oculta (carencia de vitaminas y minerales esenciales en la dieta, componentes que potencian la inmunidad y un desarrollo saludable).

Actualmente se piensa no solo en desarrollar nuevas tecnologías, sino ir transitando y cerrando la brecha entre la agricultura y la nutrición. De ahí la importancia de las sinergias entre el CENTA y organismos internacionales como HarvestPlus, que coordinan acciones para la investigación de variedades con alto contenido proteico que luego serán transferidas a las familias.

Chalatenango, septiembre 2017

División de Comunicaciones