La LXIII Reunión del Programa Cooperativo Centroamericano y del Caribe para el Mejoramiento de Cultivos y Animales (PCCMCA) aglutinó en Panamá a más de 200 investigadores agropecuarios de la región mesoamericana, entre ellos técnicos del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA) para dar a conocer los resultados de sus trabajos investigativos que giran en torno a la adaptación al cambio climático y a la seguridad y soberanía alimentaria.

El PCCMCA es el espacio técnico-científico más importante para el intercambio de conocimientos sobre la generación de tecnologías agropecuarias en la región mesoamericana al que concurren destacados científicos de universidades, empresas privadas, organizaciones no gubernamentales y organismos internacionales de investigación para examinar, analizar y discutir temas actuales y perspectivas de la agricultura y la ganadería, intercambiar experiencias científico-metodológicas y propiciar actividades de cooperación.

La reunión se llevó a cabo del 23 al 27 de abril y fue organizado en esta oportunidad por el Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá (IDIAP) con el lema “Innovación tecnológica para el desarrollo sostenible del agro y la soberanía alimentaria” y se expusieron temas sobre biotecnología, mejoras en los cultivos, agroecología, salud animal, plagas emergentes, biodiversidad, cambio climático y biofortificación.

Por parte de El Salvador participaron los especialistas del Programa de Hortalizas Marco Aurelio Larin, con el tema “Selección de líneas segregantes de tomate solanum lycopersicum a partir de materiales genéticos de polinización libre”.

Posterior a su presentación el investigador expresó su satisfacción por el trabajo realizado. “Dentro de la mesa de hortalizas nos sentimos satisfechos con nuestra exposición y el trabajo presentado por El Salvador en cuanto al mejoramiento genético, estamos entrando en esa nueva fase y ha sido muy bien aceptada y evaluada por la comunidad científica dentro del PCCMCA, el trabajo está orientado a mejorar el tomate de forma genética con tolerancia al begomovirus producido por mosca blanca”.

📸👉🏻 Galería de fotografías

Así mismo Sonia Edith Solorzano, de la Unidad de Tecnología de Semillas; Karla María Quintanilla Moreno, del Laboratorio de Biotecnología; y Eufemia Segura, del Programa Frutales y Cacao presentaron los trabajos: “Caracterización morfológica in situ de materiales de cacao nativo Theobroma cacao en El Salvador”; “Caracterización molecular de materiales criollos de cacao de El Salvador” e “Implementación de tecnología de fermentación de cacao fino y aroma en condiciones controladas utilizando catalizador biológico”, respectivamente.

Gilmar Mejía Calderón centró su exposición al combate de las plagas con el tema “Dinámica poblacional enemigos naturales de Diaphoni citri”.

En el rubro de granos básicos el especialista en frijol, Aldemaro Clará, presentó el trabajo “Selección de líneas de frijol con alto contenido y hierro y zinc”; mientras que el experto en maíz, Héctor Deras, presentó dos trabajos: “Evaluación de híbridos simples y triples blancos de maíz (Zea mays L.) de endosperma normal y alto en zinc” y “Determinación del comportamiento agronómico de híbridos tri-lineales de maíz (Zea mays L.).

Presentación de caso exitoso del país

Desde el 2016 El Salvador es parte del proyecto de HarvestPlus, líderes de una iniciativa mundial para mejorar la nutrición y la salud pública con el desarrollo de cultivos básicos y alimentos ricos en vitaminas y minerales (arroz, frijol, maíz, camote y yuca) y busca reducir la desnutrición y mejorar la seguridad alimentaria nutricional en América Latina mediante el consumo de cultivos biofortificados, que son aquellos que a través del fitomejoramiento tradicional, en campo, logran tener mayores contenidos de nutrientes y mejores características agronómicas.

En ese sentido, El Salvador liberó en el 2016 el maíz con alta calidad proteica CENTA H-CAS  que hoy en día es el cultivo base para la bebida biofortificada “Biofortik”, un suplemento nutricional para niños en edad escolar que el Viceministerio de Ciencia y Tecnología distribuye en los centros escolares.

Héctor Deras, coordinador del proyecto en el país, fue el responsable de presentar en el foro “Biofortificación: cosechando el éxito”, a través de un vídeo, el destacado caso de nuestro país con la adopción de esta tecnología por parte de los productores y el uso que se le da a través de la bebida para nutrir a los niños.

Ciudad de Panamá, abril de 2018.

División de Comunicaciones, CENTA.