La agencia de extensión del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) en Tacuba, desarrolló una capacitación para la elaboración de un foliar a base del líquido de la pulpa de mango maduro con sales minerales para nutrir los cultivos de granos básicos, frutales, hortalizas y café.

A la jornada de aprendizaje asistieron 33 productores (26 mujeres entre ellos) del cantón El Jícaro, en el municipio de Tacuba, Ahuachapán, quienes siguiendo la metodología de aprender haciendo participaron en todas las tareas del proceso de elaboración del foliar.

El extensionista de la agencia, Douglas Molina, manifestó que “en esta comunidad hay demanda en trabajar la agricultura agroecológica, y lo mejor es que hay muchos recursos disponibles, solo es saber cómo utilizarlos, siendo el mango uno de ellos”, pues es un fruto rico en sodio, calcio, hierro, manganeso, fósforo y potasio, minerales indispensables en todos los cultivos para el buen desarrollo de los mismos; de ahí la razón de extraer esos minerales.

Agregó que, para la elaboración del foliar, “una de las primeras actividades realizadas por los productores fue la recolección de mango maduro, del cual recogieron cerca de siete quintales del fruto, extrajeron solo la pulpa junto con la cáscara y lo pusieron a fermentar por un periodo de dos meses con el fin de obtener 100 litros de líquido que es la base para la elaboración del foliar”.

Este líquido se mezcló con un galón de melaza, 10 libras de harina de roca, 3 libras de ceniza, y las sales minerales (2 kilogramos de cloruro de calcio, 2 kilogramos de sulfato de zinc, 2 kilogramos de sulfato de magnesio, 1.5 kilogramos de bórax, 0.5 kilogramos de sulfato de hierro, 0.50 kilogramos de sulfato de manganeso y 100 gramos de molibdato de sodio).

📸👉🏻Galería de fotografías

Toda esta mezcla se completó con agua limpia hasta llenar el barril, el cual se cierra herméticamente para dar inicio al proceso de fermentación por un periodo de 25 días. Pasado dicho proceso, el foliar está listo para utilizarlo.

La dosis recomendada por el extensionista es de medio litro por bomba para granos básicos en dos aplicaciones; 300 centímetros cúbicos para hortalizas y un litro para frutales y café.

José Antonio Hernández es uno de los productores asistentes a la capacitación, quien ya posee experiencia con el foliar de mango y con otros productos orgánicos que han elaborado y aplicado a los cultivos.

Al referirse al foliar afirma que “ya lo apliqué en los cultivos de frijol y en hortalizas; para mí es uno de los foliares buenos, tiene un sinfín de nutrientes y la planta se desarrolla mejor. Agradezco al CENTA por enseñarnos a trabajar con orgánicos, que nos ayuda a bajar los costos, a alimentarnos mejor y a colaborar con el medio ambiente”.

Asimismo, Marta Marina López, fue otra de las asistentes, que también ya posee experiencia con los abonos orgánicos. “Yo tengo tiempo de venir trabajando con foliares orgánicos, y hemos visto que sí produce, y esta capacitación me ha gustado mucho, porque siempre aprendemos algo nuevo”.

El sentir de este grupo de productores es apostarle al uso de los fertilizantes foliares orgánicos y dejar de utilizar los venenos químicos, porque acarrean muchas enfermedades y terminan con la poca materia orgánica que tienen los suelos. En cambio, los abonos orgánicos ayudan a darle vida a ese suelo donde siembran sus cultivos.

 

Tacuba, Ahuachapán, 16 de agosto de 2019

División de Comunicaciones

Compartir en: