La agencia de extensión del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) en Tacuba capacitó a 22 familias productoras del cantón Loma Larga en ese mismo municipio, en la elaboración de un repelente natural y bioestimulante, llamado EM-5 como parte de los biocontroladores de plagas y enfermedades que tienen programado instruir para aplicar en sus cultivos de frijol.

Esta fue una jornada de capacitación agendada dentro de la Escuela de Campo con el objetivo de fortalecer las capacidades de los productores en la agricultura agroecológica, permitiendo a su vez reducir costos de producción en los cultivos a los que podrán aplicar los productos, además reducir riesgos de contaminación de recursos naturales y a la salud, según comentó el Ing. José Roberto García, técnico extensionista de CENTA en Tacuba.

Explicó, demás, que “es importante enseñar a los productores a elaborar este tipo de productos, porque les servirá para el cultivo de frijol que está sembrado; en el caso del producto EM-5 es un líquido con acción repelente de plagas fungicida y bioestimulante”.

Para la preparación de 100 litros de repelente EM-5 (realizado en la práctica de la capacitación), se utilizó 4.4 libras de ajo, 4.4 libras de chile picante, 16 litros de microorganismos de montaña, 4.4 libras de cebolla, 4.4 libras de jengibre, 5 libras de flor de muerto, 3 libras de florifundia,3 libras de ruda, 5 libras de chichicaste, 4 litros de vinagre, 10 litros de melaza, 2 litros de agua ardiente, y 1 libra de: eucalipto, higuerillo, zacate limón y epacina.

Se pican todos los materiales y se mezclan en un barril con agua donde previamente están diluidos los

microorganismos líquidos, melaza, agua ardiente y vinagre, se remueve la mezcla dos veces al día y se deja reposar por quince días, la dosis y aplicación es de 200 a 300 centímetros cúbicos al follaje del cultivo, a partir de los 10 a 15 días días de siembra.

Con el uso del repelente EM-5 se pueden obtener algunas ventajas: producir y comercializar productos sin el uso de agroquímicos, fomentar una cultura de producción protegiendo el ambiente y salud de productores, no dañar organismos benéficos, entre otros.

 

 

Tacuba, Ahuachapán 11 de octubre de 2021.

Unidad de Comunicaciones, CENTA.

Compartir en: