Con el objetivo de fortalecer los conocimientos de productores líderes y extensionistas comunitarios de los cantones: San Rafael, La Pandeadura, El Níspero y Valle la Puerta, del municipio de Tacuba, que viven en microcuencas, la agencia de extensión del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) de ese mismo municipio capacitó a un grupo de 18 personas entre hombres y mujeres.

Los asistentes pertenecen a las microcuencas de los ríos Nejapa, Ashuquema y Guayapa, quienes conocieron aspectos importantes y criterios que hay que tomar en cuenta en el manejo de una cuenca, subcuenca y especialmente en la microcuenca donde ellos residen.

Con el manejo de la microcuenca, este grupo es conocedor de las diferentes funciones hidrológicas, ambientales, ecológicas y socioeconómicas que tiene una micro cuenca.

Algunos de los beneficios que obtendrán los productores/as al ser capacitados es que podrán trabajar en la protección de fuentes de agua en zonas de recarga, evitar la contaminación de ríos y manantiales por desechos sólidos y agro tóxicos, permitiéndoles tener un suministro de agua de muy buena calidad.

Además, podrán practicar un manejo adecuado del recurso suelo, a través de cobertura de rastrojos e incorporación de materia orgánica y microorganismos de montaña, reducir el uso indiscriminado de plaguicidas químicos para evitar la contaminación de mantos acuíferos, así como la reforestacion de áreas críticas con especies forestales, energéticas y frutales que se adapten a la zona.

La microcuenca también tiene una función importante como la socioeconómica, con la que se pueden proveer espacios para el desarrollo económico, social y cultural, ya que esta puede suministrar bienes y servicios, generación de empleos, ingresos locales y zonas de esparcimiento que les permite a las familias mejorar las condiciones de vida.

“Es importante que los habitantes de las microcuencas trabajen en la rehabilitación productiva, mejorando el rendimiento de sus cultivos y la calidad biológica de los productos cosechados, garantizándoles la seguridad alimentaria y nutricional”, indicó el coordinador de la agencia de extensión de Tacuba, Ing. José Eduardo Rodríguez.

Agregó, que “debido a los fenómenos climáticos que cada año se están generando es importante trabajar en la resiliencia climática de los sistemas de producción, que nos permita generar tecnologías para hacerle frente a las condiciones adversas del cambio climático, con el fin de garantizar la alimentación de la población y la disponibilidad del recurso hídrico y equilibrio entre los organismos y el ambiente”.

Estas son parte de las acciones importantes que a través de la agencia de extensión del CENTA en Tacuba se realizan para ordenar actividades que permitan trabajar en el uso sostenible de los recursos naturales como suelo, agua y bosque.

 

Tacuba, Ahuachapán 3 de marzo 2021.

Unidad de Comunicaciones, CENTA.

Compartir en: