Extensionistas de las 10 agencias de la región oriental del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) desarrollaron una gira de observación en el municipio San Simón, cantón San Francisco, departamento de Morazán, para constatar en campo los buenos resultados que se obtienen al incorporar buenas prácticas bajo el enfoque de Agricultura Suelo y Agua (ASA).

La gira se realizó en el marco del diplomado “Gestión Sostenible de Suelo y Agua”, en coordinación con Catholic Relief Services (CRS) a través de la Asociación de Cuencas del Golfo de Fonseca (ACUGOLFO), en la que observaron una finca ganadera sostenible, una parcela de maíz y una de frijol.

De acuerdo a Walter Martínez, Supervisor Regional de CENTA, “la idea de intercambiar estos conocimientos es para que los extensionistas de las diferentes agencias puedan tomar algunos criterios, reforzar conocimientos, ideas, formas de trabajo, y que las repliquen en sus zonas de influencia junto a las familias productoras”.

📸👉🏻 Galería de fotografías 

El enfoque ASA se centra en conservar los suelos y agua, hacer manejos adecuados de coberturas, realizar análisis de suelos, distanciamientos de siembra idóneos, tener árboles dispersos e incorporar abonos verdes en las parcelas para mejorar la productividad.

Fredy Vidal, Extensionista de ACUGOLFO, explicó que dentro de las prácticas adecuadas para conseguir una finca ganadera sostenible se deben elegir pastos mejorados que tengan buen nivel de proteína, buenos rendimientos y que tengan un mejor tiempo de recuperación como el pasto Caimán o Mulato.

Asimismo, cosechar agua, incorporar sistema silvopastoril (asocio de pastos y árboles), que haya división de potreros (que tenga al menos 5 potreros para rotar el ganado), abrevaderos, callejones de acceso y áreas de ordeño y descanso.

En cuanto a las parcelas de frijol y maíz, se recomienda hacer un manejo de coberturas adecuado (rastrojos) para conservar humedad, realizar análisis de suelos para determinar cuáles son las necesidades más apremiantes como fuentes de fertilizantes, dosis, lugar y tiempo de aplicación; realizar distanciamientos de siembra idóneos, incorporar abonos verdes como la canavalia, foliares, y árboles dispersos como moringa, leucaena, estacones de Madre Cacao, árboles nativos.

Martín Batres, Coordinador de la agencia CENTA Sesori, afirma que es importante realizar este intercambio de experiencias, sobre todo para ver los enfoques de conservación de suelos, “que es el elemento más importante para la producción (…) y con estas tecnologías se logra ver el avance que se tiene para mejorar la productividad”.

 

Municipio de San Simón, Morazán, 18 de noviembre de 2019.

Unidad de Comunicaciones, CENTA.

Compartir en: