Con la asistencia técnica y trasferencia tecnológica de la agencia de extensión del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) en Sonsonate; Jesús García y su esposa, Reina Eduarda, del cantón Cuyuapa Arriba en San Antonio del Monte, han diversificado la parcela de una manzana y ahora producen granos básicos y la novedad de hortalizas: ayotes en espalderas.

Los técnicos extensionistas del CENTA aconsejan la diversificación de cultivos en las parcelas de manera que se supla la seguridad alimentaria y se aprovechen los recursos disponibles en la producción agrícola.

El Ing. Demar García, técnico extensionista de CENTA en Sonsonate explica que “nosotros les hemos prevenido que no solo deben depender de granos básicos, aunque está bien para el consumo, pero deben diversificar y con esta familia lo hemos logrado, ya que producen pipián, pepino y ahora ayote en espalderas”.

“Hemos conseguido que experimenten con algo nuevo para ellos, estamos seguros que esta metodología de cosechar ayote en espaldera tiene varias ventajas porque el fruto sale de mejor calidad, se facilita el control de plagas, enfermedades y su cosecha. Ellos mejoran sus ingresos y su calidad de vida”, aseguró Demar.

El cultivo de ayote es de 2 tareas en la metodología de espalderas y 3 tareas de forma rastrera, lo que les permite experimentar y comparar resultados.

📸👉🏻 Galería de fotografías

Jesús García, productor del cantón Cuyuapa Arriba, San Antonio del Monte, expresa que con anterioridad sembraba de forma rastrera, “pero este año el técnico del CENTA me dijo que experimentáramos de forma tutorado, me siento contento porque hemos diversificado la parcela, ya hemos realizado 3 cortes de ayote y hemos sacado hasta 15 docenas. De estas dos formas de cultivos que he tenido definitivamente me quedo con la espaldera porque ha rendido más y la cosecha es más aseada”.

En el manejo del cultivo, la familia dice hacer la misma aplicación en ambas formas y los resultados han sido bien marcados a la hora de la cosecha, ya que “solo en el último corte realizado fue de 13 docenas y su comercialización varía entre $8 o $10 dólares la docena”, explicó Reina Eduarda de García.

También asegura que son muchos los beneficios de cultivar ayote en espaldera porque “el ayote queda guindado y sale con su color parejo, brilloso y es fácil cortarlo; pero el que cosechamos en el suelo, se le marca una panza pálida y esa lo hace ver mal en el mercado”.

La familia productora cosecha ayotes un día de por medio, entregando mercadería en horas de la madrugada en el mercado de Sonsonate, en el que apetecen el de mejor color y brillo que es cosechado en espalderas.

Con esta asistencia y transferencia técnica para hacer producir con calidad y en cantidad, los técnicos extensionistas del CENTA atienden a las familias en el campo, diversificando sus parcelas, asegurando la alimentación y mejorando la economía familiar.

 

San Antonio del Monte, Sonsonate, 18 de julio 2019

Unidad de Comunicaciones, CENTA.

 

 

Compartir en: