La actividad reunió a familias productoras beneficiarias de sistemas de riego por goteo y fueron instruidas para hacer la instalación en sus parcelas.

Con una jornada de capacitación práctica sobre cómo establecer un sistema de riego por goteo fueron reunidas 13 familias que son atendidas por el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA), en Tacuba, y que son beneficiarias de sistemas de riego que el Programa Mundial para la Alimentación (PMA) les donó.

Las familias asistentes pertenecen a diferentes cantones del municipio de Tacuba: El Níspero, El Jícaro y Sincuyo, a quienes el  PMA evaluó para poder donarles el equipo, considerando que tuvieran una fuente de agua, terreno donde cultivar y un perfil económico bajo, para que aplicaran como beneficiarios de la tecnología de riego, según explicó el Ing. José Eduardo Rodríguez, coordinador de agencia CENTA Tacuba.

“Esta fue una práctica de instalación de uno de los 13 sistemas de riego que el PMA está financiando a las familias que atendemos y con esto cerramos la jornada teórica-práctica con el grupo, porque la idea es que ellos aprendan a instalarlo, darle manejo y mantenimiento a todo el sistema”, explicó Rodríguez.

📸👉🏻 Galería de fotografías

La donación de la tecnología de riego consta de un tinaco para la captación de agua, tubería principal, filtro y cinta de riego, con capacidad para dos tareas de terreno, en el que las familias pueden cultivar hortalizas de ciclos de 70 a 75 días (tomate y chile) o hiervas aromáticas de 45 a 50 días (perejil, apio y cilantro).

Mercedes de Díaz, es una productora beneficiada que participó en la capacitación de la instalación del sistema de riego quien dijo sentirse contenta porque con esta donación cosecharan hortalizas. “Nos sentimos contentos porque con este proyectito que nos esta ayudando y las capacitaciones podremos instalar nuestro sistema de riego y cosecharemos hortalizas, mora, pepino para alimento de nuestra familia”.

Todos los involucrados han recibido la teoría y práctica de cómo hacer la instalación, que incluye la ubicación del tinaco, las tuberías, los conectores, la necesidad de limpieza y mantenimiento del sistema de riego, para alargar la vida de uso, de acuerdo al Ing. Rodríguez.

Explicó que “aquí tenemos familias con las que tenemos que tratar temas de curvas a nivel, cortes y rellenos para poder colocar bien la cinta de riego y que mantenga la misma presión, porque son terrenos con laderas. Por eso hemos venido a campo para que vean directamente cada proceso en el establecimiento del riego, además de incluir una charla de la incorporación de materia orgánica en los surcos de siembra que deben preparar, para nutrir el suelo y evitar plagas y enfermedades”.

Este método de riego eficientiza el uso del agua, permite sacar de tres a cuatro cosechas de cultivos de corto y mediano plazo de manera que el recurso agua es aprovechado al 100% con las variables del cambio climático que afectan las cosechas.

De esta forma, el CENTA da cumplimiento al mandato del Plan Quinquenal de Desarrollo en incrementar el área de riego y orientar la producción de alimentos de las familias atendidas por la institución.

Tacuba, Ahuachapán 13 de diciembre de 2016.

División de Comunicaciones, CENTA.