Técnicos de diferentes áreas del CENTA fortalecieron sus capacidades en materia de igualdad sustantiva de género y de la erradicación de la violencia contra la mujer.

 Alrededor de 95 técnicos del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) fortalecieron sus capacidades en materia de igualdad sustantiva de género y de la erradicación de la violencia contra la mujer, gracias a los procesos impulsados por la institución, en coordinación con el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU) y el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en El Salvador.

📸👉🏻Galería de fotografías

El evento de cierre y entrega de diplomas estuvo presidido por el Director Ejecutivo del CENTA, Emilio Suadi; la coordinadora de la Escuela de Formación Igualdad Sustantiva, ISDEMU, Miriam Gaspar; el representante de la FAO en El Salvador, Diego Recalde; y la coordinadora de la Unidad de Género del CENTA, Margarita Ledezma.

El Director Ejecutivo del CENTA, Emilio Suadi, manifestó que el CENTA ha coordinado esfuerzos con ISDEMU y el apoyo de FAO, para garantizar que las mujeres puedan disfrutar del derecho a la igualdad y a la no discriminación.

Agregó que las temáticas aprendidas por el personal técnico serán aprovechadas y transferidas a las familias del campo, pues “los capacitados se volverán agentes de la normativa nacional para la igualdad de género”, aseguró.

Las capacitaciones se realizaron durante un período de cinco meses, tiempo en el cual un equipo conformado por extensionistas, investigadores y personal administrativo-financiero del CENTA fue sensibilizado en temáticas de género, tales como: categoría de análisis, construcción del género a partir de roles, la necesidad del empoderamiento de las mujeres y la construcción de los patrones culturales; contenidos que en su conjunto permitirán develar las relaciones desiguales y la posibilidad de llevar a cabo un proceso de transformación de las relaciones de género.

Asimismo, a través de las capacitaciones, se facilitó el conocimiento de los actos de violencia que menoscaban la dignidad y los derechos de las mujeres, las normativas jurídicas que protegen y garantizan el ejercicio de sus derechos y las libertades fundamentales de las mujeres.

El proceso pedagógico busca fortalecer las capacidades del personal técnico, incluyendo extensionistas, quienes replicarán todos los conocimientos con las familias a las que brindan asistencia técnica, a escala nacional.

De acuerdo con el representante de FAO, Diego Recalde, dijo que “la estrategia de igualdad de género tiene un impacto en la producción, agricultura familiar y en mermar el tema del cambio climático, Y nos sentimos complacidos de contribuir con la efectividad de los servicios de extensión que se ponen a disposición de las familias para mejorar su seguridad alimentaria y nutricional, en esta ocasión para el abordaje de la igualdad de oportunidades desde la perspectiva de género”, consideró Recalde.

Recalde destacó además el acompañamiento técnico para la formulación de políticas públicas que integren el enfoque de género, tales como: la Política institucional de género del Ministerio de Agricultura y Ganadería-MAG; Política de igualdad y no discriminación del Banco de Fomento Agropecuario-BFA; la Política nacional de seguridad alimentaria con enfoque de género, entre otras.

 

 

Compartir en: