Tras cinco años de investigación el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) a través del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA), pone a disposición de los productores nacionales la variedad de tomate CENTA CUSCATLÁN-CC, convirtiéndose en el primer material genético, de polinización libre, en la historia de El Salvador, con el cual los productores podrán sembrar a campo abierto, obtener su propia semilla y competir con cualquier híbrido comercial.

La variedad fue desarrollada con el objetivo de poner a disposición de los productores un material resistente a las principales plagas y enfermedades que atacan al cultivo en campo abierto, y que mejore los promedios de productividad, contribuyendo al fortalecimiento de los niveles de soberanía y seguridad alimentaria, que es prioridad dentro del Plan Quinquenal de Desarrollo del presidente Salvador Sánchez Cerén.

Al referirse a la nueva variedad, el ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez, expresó el regocijo por entregar a los productores “una herramienta tecnológica para mejorar su vida, porque en la medida que tengan semilla, ustedes siembran y producen, y en esa medida, hay seguridad alimentaria en toda la familia salvadoreña, lo que significa que tienen asegurado sus alimentos”.

De acuerdo con los investigadores del Programa de Hortalizas del CENTA, el 85% de los productores nacionales son pequeños agricultores que no tienen capacidad de adquirir una tecnología protegida como casas mallas, microtúneles, macrotúneles o invernaderos, es por ello el interés del CENTA en ofrecer una alternativa de bajo costo para la producción como es la variedad CENTA CUSCATLÁN-CC, la cual se liberó en la cooperativa San Ramón, del departamento de Cuscatlán, donde ya tienen dos años de estar observando su adaptación.

José Agustín López, presidente de la Cooperativa, aseguró que durante este tiempo que tienen de conocerla “hemos determinado que es una variedad que ha tenido buena aceptación en el mercado”. Por ello “invito a todos los agricultores a que multipliquen esta semilla para que tengan mayores ganancias; también invito al MAG y al CENTA a que sigan investigando nuevas variedades para que sigan ayudándonos a los agricultores y no tener que gastar en compra de semillas híbridas, porque los precios para adquirirlas son elevados”, expresó el productor.

La validación y adaptación fue realizada en cinco municipios de El Salvador: Zapotitán y Sacacoyo (La Libertad), Rosario (Cuscatlán), Armenia (Sonsonate) y Atiquizaya (Ahuachapán), lugares donde tuvo un rendimiento promedio de 19.26 toneladas por hectárea.

 

📸👉🏻 Galería de fotografías

Características agronómicas

Altura promedio de la planta (1.45 metros); días a flor (45-50 días después de la siembra en bandeja); días a inicio de cosecha (85-90 días después de siembra en bandeja); reacción al complejo begomovirus (tolerante); forma y tamaño del fruto (acorazonado, 6 cm de largo x 5 cm de ancho); peso promedio del fruto es de 90 a100 gramos; el color del fruto es rojo claro brillante; tiene una vida en anaquel de 10 días; grados brix (4.0), pH de fruto (4.23); número promedio de frutos por planta: 50; rendimiento de 300 quintales por manzana con el manejo agronómico adecuado, y se adapta desde los 50 a100 metros sobre el nivel del mar.

Los técnicos del programa de Hortalizas del CENTA recomiendan para la siembra: distanciamiento de 1.50 m entre surco y 0.50 m entre planta.

Para la obtención de semilla se recomienda a los productores que esta tenga un 95% de germinación, en el manejo de plagas y enfermedades, realizar aplicaciones preventivas cada semana con productos amigables en el medio ambiente, en la preparación de suelo hacer uso de un paso de arado, dos de rastra y un surcado mayor a 30 cm de profundidad durante la época lluvia y 20 cm durante la época seca.

Confirman su aceptación

Según productores de la cooperativa San Ramón, del departamento de Cuscatlán, donde se realizó la liberación, la describen como un fruto de calidad, con buena textura, jugoso, sabor entre ácido y dulce, color rojo atractivo para el mercado y tolerante al complejo begomovirus, la cual satisface las expectativas de ellos y del consumidor.

Además, informan que para sembrar una manzana se requiere un estimado de 20,000 semillas, y el costo en el mercado de 1,000 semillas es aproximadamente de  $75 dólares, lo que equivale a un ahorro en los costos de $1,500 dólares por manzana, pues la ventaja de este nuevo material es que se puede obtener la semilla.

Se estima que para producir una manzana de tomate a campo abierto el costo total ronda los $7,000 dólares, en cambio con la variedad CENTA CUSCATLÁN-CC, el costo de producción es del 50% menos comparado con el uso de híbridos de tomate que actualmente existen en el mercado.

El CENTA continúa investigando y desarrollando nuevas tecnologías, con especial énfasis en cultivos adaptados al cambio climático, con alto rendimiento, buena calidad de fruto y de bajo costos para la siembra, para el próximo mes se prevé la liberación de un pasto de corte y para el próximo año una variedad de yuca.

 

San Ramón, Cuscatlán, 22 de noviembre de 2017

División de Comunicaciones