Durante la administración del Presidente Salvador Sánchez Cerén se ha realizado la intervención más grande en décadas en rehabilitación y ampliación de áreas de riego para la producción de alimentos.

Implementar un modelo de agricultura sostenible y resiliente al cambio climático ha sido una de las principales políticas ambientales impulsadas por el gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén.

Durante su administración se incrementó el área de riego, orientándola a la producción sostenible de alimentos mediante la rehabilitación e incorporación de 5,345 manzanas bajo riego, en beneficio de 11,259 productores y productoras, destinando para ello una inversión de $17.6 millones.

De igual forma, se realizaron obras y prácticas de conservación de suelo y agua en 52,774 manzanas durante el periodo 2014-2018, y se construyeron más de 1,500 reservorios de captación y almacenamiento de agua para usos múltiples (agrícola, ganadería y el hogar).
En la actualidad, el país cuenta con mejores pronósticos para la gestión de fenómenos asociados al cambio climático, lo que permite brindar mayor apoyo al sector agropecuario y pesquero.

El programa de Paquetes Agrícolas continúa beneficiando a las familias, especialmente a aquellas afectadas por los distintos fenómenos climáticos, además se brinda asistencia e indicaciones sobre el mejor tiempo para la siembra y las prácticas agronómicas que se deben aplicar en condiciones climatológicas adversas para los cultivos.

En 2018, se entregaron 46,626 paquetes de semilla de maíz y fertilizante a familias productoras de granos básicos afectadas por la sequía; de igual manera 35,000 familias pescadoras recibieron paquetes alimenticios.

San Salvador, 10 de diciembre de 2018.