El Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA), a través de la agencia de extensión de Zapotitán, y el apoyo del programa de Granos Básicos, realizó una gira de observación a parcelas cultivadas con variedades de frijol generadas en los últimos años por la institución.

A la gira, que se desarrolló en la Estación Experimental San Andrés, asistió un total de 30 productores que se dedican a la siembra de frijol, maíz y sorgo (maicillo), procedentes del caserío La Pita, cantón Pitichorro, del municipio San Juan Opico, y que son atendidos por la agencia de Zapotitán.

Fueron siete las variedades de frijol las observadas en la Estación Experimental San Andrés, entre ellas, CENTA San Andrés, CENTA Pipil, CENTA Chaparrastique, CENTA Ferromás (con alto contenido de hierro), CENTA Costeño 2, CENTA EAC (Enrique Álvarez Córdova) y CENTA Tacuba (grano negro y de más reciente liberación), así como la línea SER 323 que está en fase de validación por sus buenas características agronómicas, y por ser un cultivo criollo.

La extensionista de la agencia, Yasmín Hernández Pleités, dijo que la gira tuvo como objetivos “que conozcan las variedades más recientes liberadas y sus características agronómicas, y motivarlos a establecer dichos materiales en su zona”, pues las variedades más conocidas por este grupo de productores son CENTA Pipil y CENTA San Andrés, que fueron liberadas en la década del 2000, pero que siguen predominando en el gusto de productores y consumidores.

En esta gira de observación se evidencia la coordinación entre las áreas de investigación y transferencia, pues las parcelas visitadas forman parte de una investigación que se lleva en el campo experimental con miras a observar y comparar su desarrollo, renovación de semilla genética y la realización de pruebas de retención de hierro y zinc.

De las variedades establecidas y la línea SER 323, sembradas el 21 de junio, “estamos confirmando su nivel de respuesta al cambio climático, su resistencia a la humedad limitada y altas temperaturas y la tolerancia al virus del mosaico dorado amarillo”, señaló el investigador, Rolando Ventura Elías.

📸👉🏻Galería de fotografías

Enfatizó que el objetivo de tener un cultivo criollo entre las variedades mejoradas es para que comparen que los materiales criollos no superan a las variedades liberadas por el CENTA, pues (los criollos) se caracterizan por ser susceptibles a las enfermedades, entre ellas el virus del mosaico dorado amarillo, que puede causar la pérdida total del cultivo; y tal como lo observaron, fue la parcela mayormente afectada.

Otras características de todos los cultivos establecidos es que las plantas son arbustivas (guía corta), condición que gusta a los productores, tal como lo expresó Joel Alcides Castaneda, quien cultiva la variedad CENTA San Andrés, en mayo y agosto, y refiriéndose a ella dijo: “me gusta el color rojito brilloso del frijol, y que es fácil de arrancarlo por ser matochito; también me ha gustado el CENTA Tacuba y el SER 323”.

De igual forma, el agricultor Leonardo Urquilla manifestó que la actividad “me ha gustado porque hemos conocido otras variedades de frijol que son excelentes para humedad limitada y sequía, porque con los cambios climáticos que tenemos hay que buscar la variedad que mejor se adapte.

Urquilla siembra las variedades CENTA San Andrés y CENTA Pipil y le parecen excelentes en rendimiento, resisten la sequía y humedad limitada. A pesar de cómo ha estado el tiempo (los días sin lluvia en junio), la carga no ha fallado y ha logrado producir siempre. De lo poco que produce vende un poquito y deja para el consumo de la casa.

Este cantón Pitichorro colinda con el municipio de Ciudad Arce, razón por la cual está dentro del área de influencia de la agencia de extensión de Zapotitán. A estas familias productoras se les está capacitando en el uso de tecnologías agroecológicas como son el extracto de frutas y caldo bordelés. Además, 32 familias de este cantón fueron favorecidas con la entrega de cuatro quintales de sorgo CENTA RCV para el establecimiento de igual número de parcelas.

San Andrés, 25 de julio de 2019

Unidad de Comunicaciones