Kevin Hernández y Éver Pacheco residen en el cantón Rosa Nacaspilo del municipio Carolina, San Miguel. Ellos forman parte de un grupo de 60 agricultores que son atendidos por la agencia de extensión del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) en Sesori.

Esta zona norte de San Miguel pertenece al corredor seco, donde la variabilidad del clima tiene grandes impactos en las producciones de frijol y maíz, situación que este año ha sido bastante estable, y que contribuyó a las buenas cosechas en las dos siembras que hicieron (mayo-junio y agosto).

Los cultivos de maíz y frijol de ambos productores son manejados agroecológicamente y están sembrados en suelos de ladera que llevan años de estar incorporando los rastrojos, con cero quemas; razones por las cuales esperan producciones mucho mayores que las obtenidas en años anteriores.

Kevin asegura que ahora que practican la agricultura agroecológica producen más, y que al dejar los rastrojos incorporados en los suelos “retienen humedad y hacen que los microrganismos se multipliquen”, todo esto gracias a las recomendaciones que les da el técnico del CENTA Sesori.

“Este año ha sido una experiencia muy grande, porque las producciones que tenemos son mejores que las anteriores cuando no éramos asesorados por los técnicos del CENTA, que también nos han favorecido con biofertilizantes como la micorriza y harinas de roca”, dijo Kevin.

📸👉🏻Galería de fotografías

Afirmó que ya son más de tres años practicando la agricultura agroecológica y “es lo mejor que nos ha pasado; en maíz producía un saco, y hoy esa producción se ha multiplicado, lo mismo que en frijol”.

Similar es la experiencia de Ever, quien asegura que “el CENTA nos ha beneficiado en mucho, pues nos han enseñado cómo trabajar la tierra. Antes yo sacaba 4 quintales, hoy estoy produciendo más de 8, igual en el maíz; además, hemos aprendido a no quemar, a mantener la materia orgánica para que no se erosione la tierra. Esa es la mejor ayuda que nos han dado”, recalcó.

El extensionista de la agencia en el municipio de Carolina es Helber Orlando Gómez, quien manifiesta que al transferir tecnologías agroecológicas es con el propósito de “mejorar la calidad de suelos y tener buenas producciones en granos básicos, rubro que más prevalece en la zona”, pues un suelo sano produce plantas sanas.

Asevera que este grupo de productores también ha sido capacitado en el trazo de curvas a nivel, elaboración de caldo sulfocálcico, caldo bordelés, biofertilizantes líquidos y el uso del hongo micorriza para empanizar las semillas de frijol y maíz antes de siembra; prueba de ello que la parcela de frijol de Kevin soportó los 4 días de lluvia sin sol que hubo en octubre.

El Coordinador de la agencia de extensión en Sesori, Martín Batres, sostiene que la adopción de tecnologías amigables con el medioambiente, el cuido de los suelos y la regularidad de las lluvias, fue clave en la producción de la siembra de mayo-junio, así como las que se esperan de la siembra de agosto.

Comentó, además, que el año pasado hubo una sequía de 40 días, y la parcela de maíz de Éver Pacheco, “toleró esa sequía, hubo elotes para la comunidad y todavía logró producir 8 quintales de grano, gracias al manejo que le da al suelo y a las tecnologías adoptadas”.

En apicultura

De este grupo de 60 productores, hay 21 jóvenes entre los 12 y 23 años (Kevin es uno de ellos) que está dedicándose a la apicultura, gracias también al apoyo técnico que les brinda la agencia del CENTA. Y según lo expresado por Kevin ha sido una muy buena decisión.

 

Carolina, San Miguel, 5 de noviembre de 2019

Unidad de Comunicaciones

Compartir en: