Con la finalidad de fortalecer las capacidades y conocimientos de los técnicos referente al componente forestal que tienen que ver con la biodiversidad local, el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) realizó un taller sobre Dalbergias especies de árboles maderables en peligro de extinción y de gran valor económico.

El taller, recibido por 25 técnicos de transferencia de tecnología e investigación del CENTA, fue una iniciativa de la Unidad de Recursos Naturales y facilitado por José Humberto Hernández, Encargado del Banco Forestal (CEDEFOR) de la Dirección General de Ordenamiento Forestal, Cuencas y Riego (DGFCR) del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Durante este taller se dio a conocer la clasificación de las Dalbergias, antecedentes y generalidades, status actual, distribución, especies reportadas para El Salvador, fenología e identificación morfológica de algunas especies, requerimientos edafoclimáticos y la importancia económica de esta.

 

La Dalbergia es un género de árboles forestales maderables de aproximadamente 20-25 metros de altura, que denotan muy buena tolerancia a condiciones difíciles de clima y suelo, además tienen alta demanda internacional y de las más costosas a nivel mundial.

Faustino Portillo, coordinador de la Unidad de Recursos Naturales, aseveró que el taller fue realizado para incentivar al personal de instaurar parcelas con los productores, “la idea es que ellos puedan proyectarse con los usuarios y promover la siembra de especies que están en peligro de extinción”. Asimismo, reveló que una de las proyecciones de la Unidad es realizar el protocolo “Promoción de especies de alto valor económico como las furesas en El Salvador”, y plantar en las fincas de las familias productoras árboles que están por desaparecer.

Entre las Dalbergias y especies que considerarán para la realización de trabajos se encuentran: la retusa, tucurensis, calderoni, agudeloi, melanocardium, congestiflora y observarán la adaptación, crecimiento y altura.

 

Este mismo taller fue replicado en la región oriental, y se prevé que los involucrados se incentiven y adquieran estas especies en el Banco de Semilla Forestal del MAG, donde tienen en reproducción más de 30 mil plantas que se encuentran en peligro de extinción.

Ciudad Arce, La Libertad, 9 de marzo 2020.

Unidad de Comunicaciones CENTA.

Compartir en: