La agencia del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) en Zapotitán, atiende desde el 2017 a 86 familias productoras del cantón Las Acostas, municipio de Ciudad Arce, en La Libertad, de las cuales 15 de ellas cultivan chan y diversifican sus producciones, cultivando un total de 10 manzanas.

Los productores han recibido capacitaciones en diversos temas agrícolas, se asisten en cultivos entre granos básicos, hortalizas y el cultivo de chan; además de haber trabajado con el proyecto de CENTA FANTEL Biofertilizantes en la elaboración de productos agroecológicos que los han aplicado a todos los cultivos, según explicó Yasmin Hernández, técnica de agencia CENTA en Zapotitán.

Agregó que este cultivo posee una serie de ventajas por lo que es atractivo incursionar en él. “El chan tiene varias propiedades entre las que se resaltan el alto contenido en omega 3, antioxidantes, fibras, entre otras que benefician la salud humana”.

Edgar Yuvini Polanco, del cantón Las Acostas, en el municipio de Ciudad Arce, es uno de los productores que se han decantado por el chan, y es desde hace tres años que cuentan con la con el acompañamiento y la asistencia técnica del CENTA a través de un programa de tecnologías orgánicas que aplica a todos sus cultivos incluyendo el chan.

“Hemos elaborado productos a base de microorganismos, hemos hecho foliares, caldo bordelés, entre otros, que se han aplicado al tomate, ejote, maíz, frijol, maicillo, y en el cultivo de chan”, declaró.

El chan es un cultivo alternativo para los productores, lo siembran una vez por año, exactamente en el mes de agosto, esperan tres meses su proceso de crecimiento y desarrollo, para cosechar en el mes de diciembre o enero. El quintal de este producto puede llegar a valer hasta $300 dólares, ingresos que ayudan a la economía familiar.

📸👉🏻 Galería de fotografías

Los productores de Las Acostas están produciendo hasta 8 quintales por manzana, y en el año llegan a producir 80 quintales que son comercializados en el mercado local.

De acuerdo a Yuvini, quien tiene 8 años de cultivarlo, pese a ser un cultivo alternativo, relativamente novedoso y que no tiene mucha complicación para cultivarlo, para ellos si es un tanto complicado cosecharlo por la ubicación del terreno en laderas, sin embargo está convencido que representa una buena ganancia, sobre todo ahora que con la aplicación de productos agroecológicos resulta más económico y saludable.

De esta manera con la diversificación agrícola y la transferencia de las tecnologías agroecológicas que el CENTA ha realizado a través del proyecto CENTA biofertilizantes, y que ha tenido eco en muchos municipios de nuestro país, se prevé continuar mejorando las condiciones del suelo, la salud y las oportunidades de prosperidad a las familias productoras del país.

 

Ciudad Arce, La Libertad 10 de diciembre de 2018.

Unidad de Comunicaciones, CENTA.