El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA), clausuró en el municipio de Estanzuelas, (Usuluán), el proyecto “Fortalecimiento de la Agricultura Familiar Aplicando Tecnologías Sostenibles ante el Cambio Climático en El Salvador”, mejor conocido como CENTA FANTEL Cambio Climático.

El proyecto fue ejecutado por el CENTA en coordinación con la Dirección General de Ordenamiento Forestal Cuencas y Riego (DGFCR) del MAG durante cuatro años (2015 – 2018), con el apoyo financiero del Fondo Especial de los Recursos provenientes de la Privatización de ANTEL (FANTEL) con un monto de $5,000,000 de dólares.

Con el proyecto CENTA FANTEL Cambio Climático se benefició de manera directa a 8,900 familias productoras de 34 municipios de los departamentos de Usuluán (11), San Miguel (12), Morazán (5) y La Unión (6) ubicados en el corredor seco.

El ministro de Agricultura y Ganadería, Lic. Orestes Ortez, manifestó que el proyecto surgió en el 2014 debido a que en ese momento se desató el fenómeno del niño con más intensidad y para enfrentar los desafíos al cambio climático se logró el apoyo de FANTEL para aportar a la agricultura y procurar la resiliencia de la misma.  “Tenemos que aprender a producir e irnos adaptando a las nuevas condiciones de clima y generando las posibilidades de producir los alimentos de nuestra familia, es un desafío que afrontamos en la agricultura”.

Aseguró que en la agricultura se ha invertido en infraestructura para riego y adaptación la cantidad de 24 millones de dólares, y 120 millones de dólares en agricultura familiar que contempla poder entregar semillas de alta calidad investigadas y generadas desde el CENTA.

📸👉🏻 Galería de fotografías

El Ing. Rafael Alemán, director Ejecutivo de CENTA, destacó los principales logros del proyecto, el cual centró su accionar en 3 ejes estratégicos:

  1. Desarrollar condiciones que contribuyan a la reducción de vulnerabilidad por efectos del cambio climático y protección de sistemas productivos; y a la seguridad alimentaria a través de acciones bajo enfoque de manejo integrado de cuencas.
  2. Contribuir a mitigar los efectos de la sequía, mediante el fomento de la producción de hortalizas, frutas; y la producción y entrega de semilla de frijol, maíz y sorgo en zonas afectadas por la sequía.
  3. Apoyar a productores de granos básicos, hortalizas y frutas con el fortalecimiento de sus capacidades en las áreas de asociatividad, comercialización y desarrollo empresarial.

Legado del proyecto

Con este proyecto se destinaron 198 reservorios para la captación de agua acompañados de sistemas de riego, 32 viveros comunales, 420 familias productoras aprendieron a producir sus propias semillas con materiales resistentes a la sequía, lo que permitirá una reserva estratégica de semilla mejorada y certificada adaptada en la zona oriental, un banco de germoplasma instalado en la Agencia de Extensión de la Cañada (La Unión), productores organizados se beneficiaron con macrotuneles, 3,204 silos metálicos de 18 quintales para almacenar granos básicos.

El proyecto de igual modo realizó dos grandes apuestas por generar asociatividad y resiliencia a través del establecimiento de viveros comunitarios y agroforestería e implementación de obras de conservación de suelos y captación de agua; y el fomento de la producción de granos básicos, frutas y hortalizas en zonas afectadas por la sequía.

Surgieron 4 nuevas cooperativas de productores, se establecieron 309,426 metros lineales de acequias de ladera tipo trinchera, 1,623 manzanas intervenidas, 465,600 plantas producidas, 6,458 manzanas establecidas con sistemas agroforestales con especies frutales, maderables y otras, asistencia técnica, entrega de incentivos y capacitaciones en manejo agronómico, entre otros.

Alonso González, agricultor y beneficiario del proyecto en el cantón Condadillo, municipio de Estanzuela, explicó que con el proyecto en un inicio estableció media manzana de esquejes de jocote barón rojo con asocio en maíz y parcelas de mango variedad Panadés, lo que le ha permitido extenderse con otros rubros de producción. De igual modo fue beneficiado con semillas mejoradas de sorgo CENTA RCV y maíz CENTA Pasaquina.

Aseveró que ahora su producción es mejor con la incorporación de las obras de conservación de suelos (acequias) y el establecimiento de las barreras vivas que aprendió a hacer, asimismo, con el reservorio de agua de 90 metros cúbicos que le proporcionaron ahora cosecha agua y la utiliza en sus parcelas de hortalizas.

Con este proyecto las familias productoras de la zona oriental han sido fortalecidas técnicamente con infraestructuras productivas y tecnologías que contribuyen a la productividad en el corredor seco, aseguran su alimentación y aportan para poder tener una agricultura sustentable y sostenible, eje prioritario para el presidente de la República Salvador Sánchez Cerén.

Unidad de Comunicaciones de CENTA
Estanzuelas, Usulután, 14 de diciembre de 2018.