Las agencias de extensión del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), en especial la del Puerto de La Libertad, afirman que desde el año pasado muchas familias productoras demandan el servicio de asistencia técnica, debido al impacto provocado por la pandemia del COVID-19, que ha ocasionado desempleos en el área urbana; por ello, para enfrentar esta situación muchas familias han tenido que incursionar en la siembra de pequeñas áreas de hortalizas y frutales de sus tierras que tenían subutilizadas.

Sobre esto, el extensionista  José Alvaro Alas, dijo que solo en la agencia son siete familias de los municipios de La Libertad, Tamanique y Chiltiupán a las que él, personalmente, atiende y brinda las recomendaciones necesarias para que inicien sus emprendimientos agrícolas con la siembra de los cultivos por los que se han decidido.

Un ejemplo es el de Héctor Alvarenga, quien ejerce la profesión de abogado, y que el año pasado a raíz de la pandemia se vio obligado a migrar con toda la familia de San Salvador hacia el municipio de Tamanique, donde tomó la decisión de comenzar a apostarle a la agricultura.

En su afán por involucrarse en hacer producir la tierra, su primera opción fue buscar el apoyo de la agencia de extensión del Puerto de La Libertad para el asesoramiento técnico y capacitación en la siembra de algunos cultivos. Fue atendido por el Ing. José Álvaro Alas, quien le recomendó iniciar con pequeñas áreas de tomate, chile verde y repollo; además, le sugirió diversificar su parcela de media manzana con la siembra de árboles frutales tales como mango, naranja, marañón, limón pérsico, guanaba y arrayán.

A pesar de no tener experiencia en agricultura, muestra interés y motivación para continuar con el establecimiento de más áreas de producción, además proyecta aumentar la calidad de sus productos agrícolas a través del uso de insumos orgánicos.

Otro caso es José Miguel Navarro, productor del municipio de La Libertad, quien tuvo que cerrar el negocio de venta de productos de oficina, ya que no era un rubro de primera necesidad, y para enfrentar el impacto económico tuvo la idea de un nuevo proyecto agrícola con la producción de frutales en un terreno que su padre dejó en herencia a la familia.

Este productor también, desde el año pasado, optó por la producción de frutales, pues “nos vimos agobiados en el tema económico y realmente teníamos el terreno agrícola descuidado; me siento muy agradecido por el apoyo que me han brindado los del CENTA; principalmente al Ing. José Álvaro Alas, quien me brinda la asistencia técnica para echar a andar mi proyecto productivo e implementar técnicas para mejorar la producción de arboles frutales”.

En ambas experiencias productivas, las recomendaciones del técnico para el manejo de los cultivos van orientadas a utilizar tecnologías amigables con el medio ambiente; sin embargo, cuando no poseen experiencia sugiere que conozcan los productos agroquímicos; esto con el propósito que observan la diferencia, en cuanto a costos de producción y calidad de producto.

Municipio de Tamanique, La Libertad, 14 de septiembre 2021

Unidad de Comunicaciones CENTA. 

Compartir en: