Del 18 al 22 de octubre, se llevó a cabo un taller de inducción para 13 consultores y consultoras, quienes se suman al proyecto “Fortalecimiento del Emprendedurismo Agropecuario vinculado a las Compras Locales para la Alimentación Escolar en municipios de pobreza extrema en El Salvador”, ejecutado por la Gerencia de Transferencia del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA) en coejecución con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

Francisco Torres, Gerente de Transferencia, dijo que: “se busca con el taller dotar de conocimientos al personal que estará fortaleciendo las capacidades locales de las familias productoras a través del emprendimiento comunitario como estrategia de seguridad alimentaria y generación de ingresos”.

Agregó que parte del fortalecimiento hacia los consultores es la capacitación sobre temáticas del desarrollo de habilidades para la vida, formación empresarial, formación financiera vinculadas a mercados y compras locales con centros escolares.

Con la gestión del proyecto, alrededor de 780 familias productoras de pobreza extrema, en 13 municipios, se verán beneficiadas con el establecimiento de 260 emprendimientos. Los municipios son: San Lorenzo (Depto. Ahuachapán), Comalapa, La Laguna y Las Vueltas (Depto. Chalatenango), San Ramón (Depto. Cuscatlán), San Juan Tepezontes y San Miguel Tepezontes (Depto. La Paz), Chinameca (Depto. San Miguel), Delicias de Concepción, Osicala, Meanguera (Depto, Morazán), Concepción Batres y Jiquilisco (Depto. Usulután).

Los 260 emprendimientos productivos consistirán en: 65 parcelas con cultivos de frutales (plátano y guineo de seda), 13 huertos escolares, 65 de aves ponedoras mejoradas de doble propósito (por familia recibirán 10 gallos y 110 gallinas) y el establecimiento de 130 parcelas de hortalizas (tomate, chile dulce, pepino, cebollines y rábano).

Elizabeth de Cuéllar, coordinadora del proyecto, manifestó que parte del esfuerzo que se está realizando con las familias productoras es darle por cada emprendimiento productivo un capital semilla que ronda entre $400 a $600 dólares, el cual será a través de la entrega de insumos y equipos.

Afirmó que “con la gestión del proyecto esperamos aumentar los ingresos de los participantes, dinamizar la economía local y fortalecerlos en la comercialización”, especialmente de los grupos de personas jóvenes y mujeres a quienes se espera beneficiar.

 

 

Una de las consultoras es Azucena Chávez, graduada de la Escuela Nacional de Agricultura (ENA) que actualmente estudia su último año de ingeniería en la Universidad Monseñor “Oscar Arnulfo Romero”, manifestando que atenderá un promedio de 60 familias en el municipio de San Ramón, departamento de Cuscatlán y “pondré mente y corazón para que las familias productoras participen activamente con sus emprendimientos productivos y mejoren sus ingresos económicos”.

El personal contratado estará destacado en las agencias de extensión de Atiquizaya, Chalatenango, Cojutepeque, Nueva Guadalupe, Osicala, Usulután y Jiquilisco.

 

Las acciones se implementaron desde octubre 2021, y desde el proyecto se promueven iniciativas de emprendimientos, cultivos rentables de corta producción, módulos de aves y la creación de oportunidad de trabajo agropecuario, actividades que culminaran hasta marzo del 2022.

San Andrés, La Libertad, 22 de octubre 2021.

Unidad de Comunicaciones.

 

Compartir en: