LOGO INSTITUCIONAL
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
EN ES

EXTENSIONISTAS COMUNITARIOS DE LA UNIÓN CONOCEN TECNOLOGÍAS DE GRANOS BÁSICOS PARA MEJORAR PRODUCTIVIDAD

Como una estrategia para mitigar los efectos del cambio climático y mejorar la productividad en el corredor seco de la zona oriental, la agencia de extensión del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA) en Nueva Esparta, desarrolló dos Escuela de Campo (ECA) en los municipios de Polorós y Nueva Esparta junto a extensionistas comunitarios para que conozcan alternativas tecnológicas de granos básicos que mejor se adapten en la zona.

Las dos ECA se dan en el marco del proyecto Aumento de la resiliencia climática en los agroecosistemas del corredor seco de El Salvador (RECLIMA). La primera se desarrolló junto a 16 extensionistas comunitarios (7 hombres y 9 mujeres) de los cantones Pueblo y Lajitas Rodeo del municipio de Polorós, en La Unión, en la propiedad de Julián Díaz Velásquez.

Francisco Rosa, coordinador de la agencia y responsable de la gira, explica que se observaron las tecnologías de maíz CENTA Pasaquina y CENTA Santa Rosa, ambas resistentes al cambio climático como alternativa para mejorar la producción con enfoque ecológico, ya que “los dos son maíces con buenas características agronómicas que les permitiría mejorar su producción agrícola en sus parcelas”.

La segunda ECA se llevó a cabo en el municipio de Nueva Esparta, en el caserío Los Guzmanes, cantón El Mario, participando un total de 16 productores (3 mujeres y 13 hombres). De igual modo conocieron las mismas tecnologías de maíz, y las variedades mejoradas de frijol CENTA Chaparrastique y CENTA Pipil, también de excelentes cualidades agronómicas y resistentes a sequías severas.

Los extensionistas y lideres comunitarios que participaron, ahora deberán replicar estos conocimientos en sus respectivas comunidades junto a las familias que ellos atienden, que son principalmente familias de subsistencia.

RECLIMA se ejecuta junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la cooperación financiera del Fondo Verde del Clima (FVC), el principal fondo mundial para financiar acciones para combatir el cambio climático, que asignó US$35,8 millones, con el objetivo de crear resiliencia al cambio climático en los sistemas agrícolas en el Corredor Seco de El Salvador.

Municipio de Nueva Esparta, octubre 2021.
CENTA, Unidad de comunicaciones.

Publicado el 28-10-2021.